La magia de Berta y Laura

Cuando hace unos meses supe que este año el premio Artemio Precioso se lo íbamos a conceder a Berta Cáceres no imaginaba hasta que punto me iba a impresionar esta gran mujer. Conocía su impactante historia como activista hondureña asesinada.

Así como para empezar ya es tremendo, pero preparando el evento para que estuviera en armonía con su personalidad descubrí a una mujer llena de valores humildad, sabiduría, y amor. Organicé el evento con  emociones contenidas y llena de admiración.

Quedé con Laura Zuniga hija pequeña de Berta el día anterior al acto, quería pasear por la ciudad y la recogí en su hotel. Me encontré a una chica con una sonrisa maravillosa, alegre y elegante en sus movimientos. Paseando me hablaba de Berta, así la nombra cuando el tema es combativo, mami cuando habla de temas personales y entre otras cosas me contó: “¿Sabes ? yo no me mojo, cuando llueve no me mojo”, nos miramos y sonreímos. ¡Momentazo! le dije: “Claro, estás protegida por los espiritus ancestrales del río Lenca”. Sonreimos y seguimos caminando.

Si existe la magia, y cada vez estoy más convencida de ello, Laura lo es, es pura vida, pura magia. Sobrecogedor. Para los que creemos en otras formas de energía esta confesión (gracias Laura) ratifica que Berta sigue, que esta aquí con nosotros. Maravillosas y bellas ¡madre e hija!.

Catalina Jiménez, Eventos, artistas e influencers de GPE