Desde nuestra bicicleta

Hace unos días, Facebook nos ha recordado a muchos el primer aniversario del Park(ing) Day de 2016. Ese día fue, en cierta medida, el cierre de una campaña corta que algunos quisimos que fuera más larga. Y eso hicimos. Afortunadamente, el modelo actual de voluntariado, más abierto y dinámico que en el pasado, nos ha permitido a los grupos interesados continuar con una campaña que, en cierta medida, nos había atrapado. En el grupo de Santiago, llevamos ya cerca de año y medio trabajando por la movilidad sostenible en nuestra ciudad; trabajo que se vuelve a hacer visible en esta semana de la movilidad que estamos celebrando.

Ante la compleja y necesaria costumbre de luchar por causas de dimensión mundial, a veces difíciles de "tocar" (tratados, cuotas pesqueras, etc.), nos encontramos ante una campaña que, esencialmente, es justo lo contrario. A partir de una escala local, hemos ido presenciando -y aportando- para que tras las firmas, llegaran los hechos, tras las promesas, realidades y para, poco a poco, lograr los cambios que buscamos; así, se han peatonalizado calles, ampliado aceras, instalado aparcabicis... Esta materialización de “nuestro” trabajo, muy dependiente –por qué negarlo– de la realidad política de cada ciudad, no es más que un retrato en la escala local de un desafío y deseo global del ecologismo: el acuerdo. Indudablemente, vendrán tiempos mejores y  peores, y ante ellos; ánimos para unos, prudencia y constancia para otros y, mientras tanto, "seguimos sumando". ¡Feliz Semana Europea de la Movilidad!

Diego Cidrás. Greenpeace Compostela