20 AÑOS DE CAMPAS

Los campamentos de Greenpeace cumplen 20 años ¡ENHORABUENA! Fue mi primer contacto con la organización. Apenas tenía 13 añitos y sin duda me cambió la vida.

Los campamentos de Greenpeace tienen el gran reto de generar en las chicas y los chicos un espíritu crítico, empoderarles para que actúen, para que cambien el mundo, que luchen por sus sueños y ¿sabéis lo mejor? ¡Lo consiguen! ¡Ahí está la magia! Chicos y chicas con inquietudes, de la noche a la mañana se dan cuenta que NO están solas, que hay formas de actuar.

Uno de los momentos más bonitos de los más de 15 años que he participado (como, niña, monitora o coordinadora) fue cuando, en uno de los turnos en los que era monitora, decidimos llevar una pancarta con una “I” gigante a la playa del Algarrobico. Hacia poco que la constructora había eliminado la I de la acción de Greenpeace, cambiando el lema “Hotel Ilegal” por “Hotel Legal”.

La actividad no tuvo impacto en la campaña, pero sí en cada una de las participantes. Estoy segura, que el día de mañana, cada persona que haya pasado por un campamento de Greenpeace, tendrá más herramientas para cambiar el mundo.

Gracias a todas las personas que lo han hecho posible, voluntarias en su mayoría que invierten parte de sus vacaciones de verano “monitoreando” y disfrutando de este proyecto porque (como dijo Ana Belén) "sin los campamentos mi vida hubiese sido muy diferente e infinitamente peor”.

Rakel Muñoz, ex coordinadora de Movilización y campamentos